Saldremos de Marrakech temprano con destino a las cascadas de Ouzoud, situadas a 160 km de Marrakech. Después de pasar por la llanura de Marrakech, cruzaremos las montanas del medio Atlas para llegar a las cascadas de Ouzoud. Se trata de las mejores cataratas del país donde veremos desniveles de agua hasta 110 metros de altura. Pasaremos una jornada paseando bajo las cascadas y cruzaremos el río con patera local para visitar los molinos de agua, tradicionales y ancestrales. Disfrutaremos de una agradable comida con aire fresquito en una terraza con vistas a las cascadas. Por la tarde, regreso a Marrakech.