A aproximadamente una hora de Marrakech se encuentra este magnífico valle verde, oculto en las faldas del monte Tubkal, que con 4.165 m es el punto más elevado no sólo de Marruecos, sino también del norte de África. Podrá visitar el souk de Tahanout (martes y sábados) y atravesar los desfiladeros del río Ghezaia de camino a Asni, famoso por sus amatistas y donde puede hallar una gran variedad de lugares para comer, a menos que prefiera disfrutar de un picnic mientras contempla el fabuloso paisaje montañoso. Por último, llegada a Ouirgane, conocido como el “Valle Feliz”.